miércoles, 2 de diciembre de 2009

NÉMESIS

Pintura cedida por DamasArt, bajo licencia Safe Creative

Es alta, muy blanca, de curvas lánguidas pero rotundas. Camina descalza con paso decidido, casi castrense; mece orgullosa su vestido estampado de seda que la envuelve como una segunda piel y delata la sombra de sus pezones y tanga.

Ayer cumplió los dieciocho yaciendo en el campo de margaritas, sobre el césped a la sombra del rectorado. Fue al decimoctavo embate del rector cuando lo degolló con artes profesionales de matarife experimentada. Selló sus ojos apoyando sobre ellos los testículos tras una aséptica disección. Seis meses antes las gónadas del comisario del distrito vecino adornaron de igual modo su sueño. Este me ha quedado más bonito, con sus cojoncillos tan remonos —pensó. Antes aún un tercero escapó a su venganza: un conductor ebrio se adelantó y le pasó por encima. Se sintió estafada y abandonó escupiendo sobre el asfalto.

Sigue su camino, mochila al hombro y con el único peso de su documentación, teléfono, otro vestido, mudas y tintes para el pelo de cuatro colores. Suena el teléfono:

—Aló?
—¿Señorita Némesis Carnicero?
—Sí, claro. ¿Dígame?
—Le llamo para confirmar su cita con el Juez don Corripio Juárez mañana a las doce.
—Okey, gracias. Allí estaré.

Mamá, mañana descansarás en paz de la ignominia fruto de tu amargura y destierro, —piensa y acelera el paso— y para ti, juez, he reservado lo mejor: vas a ser la estrella de la televisión. Uno de aquellos tres cadáveres que dejaba atrás era su padre, los tres absueltos de lo que ocurrió en aquel campus dieciocho años antes. Némesis camina sola y descalza hacia la ciudad, dejando atrás el campo de margaritas.

Hans Holb
Safe Creative #1001135314160

2 comentarios:

Carmeli dijo...

Muy buenos dias Sr. Majadero, como no puedo dejar de madrugar, con el primer cafecito me doy un paseo por mis rincones y he llegado hasta aqui, he correteado un ratito y ahora dejo huella de mis pisadas. jejejeje
buen dia.

Holbein el Joven dijo...

Voy a hacer un molde con esas huellas para rememorar nuestra amistad