viernes, 25 de diciembre de 2009

Hoy es el día


Hoy es el día perfecto para escribir poemas
Llueve dulcemente y clarea a ratos ventosos
Pero eso sucede aquí, Madrid embarrado.
Hace mucho frío en Nueva York, entre nubes y claros
Pero un corazón caliente derrite la nieve
y descongela las tuberías de Port Chester.
Menos frío hace en Langreo y Ourense,
pero hay que abrigarse de sus poetisas salvajes
llevan un peligroso cayado de redes gladiadoras.
En Bilbao algún grado más y lluvia fina,
La melancolía crea, la tristeza mata,
Sabemos por qué estamos tristes,
Nunca sabremos porque estamos melancólicos.
Más templado en Elche y Sevilla con algún nublado
que desvelan con palmeras y acuarelas
con los pasteles verdes de un jardín renacentista.
En las Palmas, la mejor temperatura del mundo
Como dicen las encuestas mundiales,
Para ver (con mayúsculas) desde el Roque Bentaiga
La panza de burro y las moléculas húmedas de los alisios.
En Mendoza y Santa Fe, mucho calor, bochorno
Tormentas de verano, percusión flamante,
Música de buena esperanza con un bajo continuo.
En la Plata y Baires, más suave, armonioso sofoco,
Antonimias suavemente intrincadas, dulce cantinela.
No diré nada de Mérida porque cualquier tiempo
arqueológico oscurece a Meteo entre los
intrincados tonos de arpas y laúdes y las coronas
de laurel invisible, que donan, como tocado, a la reina.
Por otro lado, en la radio de mi coche
Dan buena programación: la quinta de Malher
Y por si fuera poco, el carril izquierdo
Está libre: le podemos pisar de lo lindo
Si tenemos cuidado con la mediana
Que separa a los que vamos con Gustavo,
De los que vienen con luces fulgurantes
Rápidas, espontaneas, ráfagas de colores
Súbitos cambios de coloratura como
una mezzosoprano roja de furor uterino
de refinadas curvas, como las de esta autovía
en la que negocio asuntos varios y meteorologías
de ensueños, para escribir palabras
desgastadas y desearos salud y felicidad,
aunque lo segundo no sé muy bien en qué consiste.
Pero hoy no es día de filosofar,
hoy es el día apropiado para escribir poemas.
Ya veis que no hay vuelos cancelados
Podemos volar a cualquier sitio,
sin límite, sin indeterminación,
infinitamente,
aunque no se porqué cojones este tipo
que me adelanta por la derecha
me hace gestos obscenos.
Tened cuidado con el volante estos
Días de navidad, sidra, vino, cava y rosas.

A todos mis amig@s de IntermeZZo, escrito el 23-12-2009

2 comentarios:

Carmeli dijo...

aquì llega una Ourensana, hoy es el dia perfecto para volar sobre tus poesias y lo hare a cualquier sitio.
Me quedo con las rosas,
saluditos.

Holbein el Joven dijo...

Hola, Carmeli, poetisa gladiadora que tengas buen vuelo.
Gracias por tu visita.